single.php

En este post tratamos de la interesante relación entre hobbies y regalos.

Hacer regalos puede ser algo muy fácil o muy complicado, dependiendo de las circunstancias.  El regalo mas apreciado suele ser aquel que constituye una sorpresa y que , además, coincide con nuestros gustos o intereses. Especialmente agradecido es aquel que coincide con un deseo intenso que no habiamos podido cumplir.

Así, un elemento básico del regalo es que la persona tenga algun deseo concreto y que el que hace el regalo lo conozca.  Esto requiere una importante familiaridad y experiencia respecto a los gustos del obsequiado, cosa a veces muy dificil.  Por eso, a menudo se regala algo que puede ser útil, pero que no necesariamente le apetece o le interesa a la persona.  Otra opción es intentar acertar sobre gustos generales como pueden ser prendas de ropa, flores, dulces, paquetes de hotel, etc…..  Dentro de ellos se encuentran también los hobbies.

Aquellos que disfrutan de forma intensa de un hobby suelen apreciar regalos relacionados con él, siempre que sean acertados (no tenga el objeto, no sea útil o de mala calidad, etc….).  Lo mejor, desde luego, es tener información de qué intereses tiene el obsequiado en relación con el hobby.  Es tradicional a una persona que le gustan los libros regalarle un libro, a una que le gusta la fotografía regalarle un accesorio fotográfico como un bolso especial, a una que le gusta la pintura, una caja de  tubos de pintura, al que le gustan las actuaciones, un ticket para un evento interesante, al aficionado a viajar, un viaje,  etc….

En resumen,  tener un hobby, no sólo es bueno por sus beneficios emocionales, de salud o calidad de vida, sino porque facilitan a a los demás el hacernos regalos.  Pero….. mejor que se puedan cambiar, por si acaso.

Photo by Kira auf der Heide on Unsplash

 

Share This