single.php

En este post comentamos algunos aspectos en la relación de los hobbies y aficiones con la discapacidad, resaltando su importancia, la necesidad de eliminar barreras y señalando las actividades más adaptadas para discapacitados.

Los discapacitados, tanto físicos como psíquicos ,son capaces de superaciones extraordinarias, por lo cual en principio cualquier hobby o afición son asequibles para ellos.  No obstante, existen hobbies mucho más adecuados  y con adaptaciones especiales en función del tipo de discapacidad.

Discapacidad es la condición que impide o limita a la persona en su vida diaria.  En esta definición no  sólo se  tienen en cuenta los problemas corporales  sino también su interactuación con el entorno social.    La discapacidad admite diversos  niveles, desde una limitación parcial o dificultades a una incapacidad grave para las actividades normales.

Se pueden distinguir los siguientes tipos de discapacidad: 

  • motora (dificultad en el movimiento de algún miembro o general),
  • visual (ceguera o perdida importante de vista),
  • auditiva (sordera intensa o sordomudez),
  • de lenguaje (a menudo asociada a la auditiva o motora)
  • intelectual (retraso mental, demencia)
  • psíquica (enfermedades psiquiátricas graves crónicas)
  • visceral (enfermedades graves y limitantes de órganos internos como corazón o pulmones)

En  ocasiones se combinan más de un tipo de discapacidad en la misma persona.

En España un 9% de personas sufren algún tipo de discapacidad.

Los discapacitados necesitan disfrutar de su ocio aún  más que los no discapacitados ya que el ocio puede ayudar a sobrellevar o superar mejor la discapacidad.  Esto es especialmente importante en niños, porque el aprovechamiento adecuado del ocio puede ayudar en su formación y adaptación sociales.  Por otro lado,   se ha considerado que una población creciente, como son los mayores con Alzheimer o demencia, se puede beneficiar  de la actividad física y mental y esto lo favorecen los  hobbies y aficiones.

El acceso a los hobbies, como a todas las actividades de la vida del discapacitado, depende no sólo de sus limitaciones sino de las facilidades de su entorno.  En este sentido la promoción de hobbies y aficiones  accesibles, por parte de entidades sociales o privadas es muy importante.  Dentro de esto se incluye la eliminación de barreras y el desarrollo de los accesorios o tecnologías que facilitan la práctica del  hobby por el discapacitado.

Hay muchos ejemplos de ayudas  físicas como son:  rampas, barandillas, ascensores,  sillas de ruedas, numerosos accesorios ortopédicos y prótesis  para manejo de miembros, automóviles adaptados,  escritos en braille,  audiodescripciones,  audioguías o audiolibros para invidentes, bucles magnéticos para sordos,  personas que actúan como guía para invidentes,  salas de espectáculos adaptadas,  obras artísticas accesibles , etc…   (continua en la parte 2)

Photo by Seth kane on Unsplash

Share This