single.php

«Cuando el trabajo no constituye una diversión, hay que trabajar lo indecible para divertirse».  Jardiel Poncela

En este post planteamos la posibilidad de, si no convertir el trabajo en un hobby, si buscar aspectos que permitan “hobbificar” algo dicho trabajo, haciéndolo más satisfactorio.

Hay tres puntos iniciales a señalar :

1-el trabajo, en numerosas ocasiones es, o acaba siendo, poco satisfactorio, llegando a provocar estrés, desánimo e, incluso, infelicidad en la persona.  En estos casos suele haber repercusiones negativas tanto para el trabajador como para la empresa.

2-los hobbies por definición son placenteros, producen satisfacción y algo de felicidad.

3-trabajo y hobbies no son necesariamente antagónicos, pero muchas veces si.  Solo un cierto número de  afortunadas personas trabajan en lo que era su hobby, o descubren que su trabajo es-al igual que los hobbies-fuente de satisfacción y felicidad.

Los psicólogos y expertos en recursos humanos han buscado distintos modos de motivar  a los trabajadores.  Uno conocido es la incorporación de elementos del juego o de los juegos-incluidos los digitales- al trabajo.

Los hobbies tienen , en general, mucha relación con los juegos, en el sentido de que se basan en aspectos lúdicos de las actividades.  Pero tienen otras virtudes, además de las que presentan los juegos.  Por este motivo tiene cierta lógica que , si se pueden añadir elementos de los hobbies a un trabajo aburrido, estresante o poco satisfactorio, podría cambiarse esta percepción por una más positiva, satisfactoria y productiva.  

No tenemos conocimientos de psicología laboral , de filosofía o de sociología y las siguientes sugerencias se basan en lo que sabemos de hobbies y de nuestras experiencias personales y algunas lecturas sobre trabajo y ocio.

A continuación enumeramos algunas de las características principales de los hobbies y, en paralelo, cómo podría enfocarse el trabajo para parecerse al hobby.

Hobby (H)                                     Trabajo(T)

1-

H. Lo elijo voluntariamente basado en mis deseos.

T.   A menudo el trabajo parece que viene impuesto por diversas circunstancias de la vida.  No obstante, deberíamos asumir que , excepto en circunstancias extremas, hay un cierto elemento voluntario en la elección o, al menos, la aceptación del trabajo que realizamos , aunque sea porque lo preferimos a no trabajar o a otro trabajo peor.   Si aceptamos que hemos elegido nuestro trabajo – aunque sea sólo en parte-de manera voluntaria ya hemos construido un primer puente de relación con un hobby.

2-

H.Su practica me produce placer, por el hecho mismo de hacerlo

T.   Si no encuentro placer en el trabajo , debo analizar si ni hay un mínimo elemento cuya realización sea satisfactoria.  Si lo hay debo intentar destacarlo, reforzarlo y apreciarlo.  Si no lo hay,  debo elegir el menos desagradable de los elementos y pensar que, con referencia a los demás , es agradable.  Así, ya establecemos otra relación – el placer en la realización- con los hobbies

3-

H.  Si hay metas , son con el fin de hallar más diversión o placer.

T-    La mayoría de las metas laborales vienen impuestas por la superioridad,  tienen fines de rendimiento y a menudo refuerzo de tipo tipo positivo económico o social, o bien coercitivo.  Esto no tiene nada de divertido.

Por eso, al margen de lo anterior ,  puede uno plantear imponerse metas en relación con la parte más agradable o interesante ( o menos desagradable) del trabajo, bien respecto a a uno mismo, bien en relación con compañeros.  Es decir, hay que intentar buscar una motivación personal, al margen de las motivaciones externas

4-

H.  Se ha demostrado que muchos hobbies mejoran la calidad de vida y la salud, aunque ese no sea su objetivo  básico.  Esta mejoría se logra a través del ejercicio físico y la capacidad de disminuir el estrés, la ansiedad y la depresión, así como la de mejorar diversas habilidades, manuales , creativas o sociales.

T.  Hay que buscar las opciones que nos da el trabajo para relajarnos, mejorar a nivel físico o intelectual.  Esto se logra buscando espacios de tiempo, a veces  mínimos, donde desconectar, hacer algún tipo de ejercicio físico o intelectual.

5-

H.  Generalmente un hobby cuánto mejor lo hago más lo disfruto

T.  Por equivalencia, la búsqueda de la excelencia en el trabajo , además de una imposición del exterior,  puede plantearse como algo personal que nos genere una cierta satisfacción

6-

H.  Es conocido que en un hobby no todo es de color rosa A veces puede estresar, aburrir, deprimir o frustrar, tanto en la fase de aprendizaje como en la de práctica.  Pero se sabe que , en general, luego vuelven  la satisfacción y el placer, a veces aumentados.

T. En ocasiones,  aprender un trabajo y mantener los conocimientos al día  cuesta un esfuerzo;  practicarlo también y no siempre es divertida su realización.  Pero todo ello puede quedar compensado si somos sensibles a los aspectos positivos,  al ver que podemos hacer las cosas un poco mejor y conseguir poco a poco metas personales que parecían difíciles de alcanzar.

7-

H.  A veces hay que invertir cierto dinero y cierto tiempo para poder disfrutar del hobby.

T.  Si tenemos alguna participación personal en el trabajo (por ejemplo,  autonomos)hay que saber que una inversión-económica o de tiempo-  en conseguir algunas de las metas señaladas anteriormente, puede ser precisa para que a medio o largo plazo las cosas mejoren.

8-

H.  A veces hay que plantearse iniciar o  aprender un hobby con vistas al futuro, ya que puede ser una importante inversión vital a largo plazo.

T.  En los trabajos también hay que intentar desarrollar, si es posible,  una cierta visión de futuro que quizá nos permita adaptarnos y, a la larga, aprovechar mejor los aspectos positivos o agradables.

Hay cosas que empeoran la satisfacción laboral, desde el sueldo, las condiciones del trabajo, los jefes o los compañeros, entre otros.  Aquí no creemos que los hobbies puedan ayudar mucho.   Así, al margen de lo anterior, nuestras reflexiones apoyan una actitud adaptativa a un trabajo no totalmente satisfactorio.  Pero lo anterior no se contradice en absoluto con que el trabajador quiera mejorar las condiciones laborales, luchar por sus derechos o plantearse un cambio o un abandono del trabajo.

En resumen, sería algo interesante que la aplicación al ámbito laboral de las características que hacen a los hobbies algo positivo para la calidad de vida, pudiera ayudar a mejorar la satisfacción del propio trabajador.

 

CA Coonradt .  The game of work.  Gibbs Smith pub.  2007

Brooks Mitchell.  Games, work and human motivation

JT Haworth .  Work and Leisure.Routledge pub. 2004

Share This