single.php

Relatamos un momento de la práctica de un hobby, maravilloso,  pero muy frecuente y que apoya los aspectos positivos de hobbies y aficiones.

Paseando por un parque urbano, observé a lo lejos una cancha de baloncesto.  Parecía que había un partido.  Me acerqué .  Ví que jugaban dos equipos de mujeres jóvenes (chicas) de unos 13 o 14 años.  Era un partido de competición municipal, sencillo, sin espectadores, casi si familiares, pero reglado, con arbitros y entrenadores.  Me quedé asombrado de lo bien que jugaban: organizadas, con buen fondo, espíritu de equipo, magnífico ritmo, excelentes encestes.

Jugaban con entusiasmo y con enorme corrección, prácticamente sin faltas.  Tampoco había chillidos ni insultos de nadie.  Jugaban concentradas, sonrientes, con espíritu de grupo, felices.  No se quién ganó, pero al terminar se abrazaron todas, sin distinción de equipos.

Para mí fué un momento perfecto, mágico, la esencia de lo mejor del ser humano como ser social: disfrute, solidaridad, respeto, coraje, energía.  Y , además,  beneficioso para la salud.  ¿Se puede pedir más?.  Yo si:  que le ocurra a mucha gente y que dure mucho a lo largo de la vida.  Me interesó porque era una confirmación más de que una buena afición es algo casi insuperable.

Me fuí contento por ellas y algo deprimido por mí.  Soy mayor y no recuerdo un momento igual.  Por otro lado estoy seguro de que aún estoy a tiempo de encontrarlo, a través, logicamente., …..de un buen hobby que,  con imaginación y cierto esfuerzo,  sepa encontrar, eso si,  adecuado a mi situación.

Espero econtrarlo en hobbyaficion.com……

Share This