single.php

En este post especulamos sobre qué hacer cuando alguien no cree tener interés por ningun hobby en particular.

En nuestra página somos unos convencidos de la utilidad de practicar uno o varios hobbies y de sus beneficios para la salud, física y psíquica.  Pero entendemos que hay personas que viven perfectamente sin hobbies o que no disponen de tiempo para practicarlos.  Existe otro grupo que querrían divertirse más en su tiempo libre, que disponen de dicho tiempo, que incluso se han planteado alguna actividad tipo hobby, pero que, o no se deciden por ninguno, o no tienen convicción o energía para comenzarlo.

El grupo de personas mencionado es posiblemente amplio y también posiblemente el que más se beneficiaría de practicar algún hobby. ¿Es posible detectar a estas personas indecisas, convencerlas de que elijan un determinado hobby y animarlas que que lo aprendan y lo practiquen?.

Los motivos -especulativos- por los que una persona, teniendo tiempo y deseando pasarlo bien no se decide a tener un hobby, pueden ser varios:

-Espíritu indeciso.  Es una forma de ser, una actitud, que puede reflejarse en diversas facetas vitales, incluido el ocio.

-Pasividad.  Es otra característica de la personalidad, que se extiende asimismo al área de hobbies o aficiones. Pueden saber lo qué desean, pero no tienen energía para dar el primer paso o los posteriores.

-Procrastinación.  Hay personas que inician el proceso de tomar una decisión, pero lo desarrollan de manera tan lenta que nunca acaban de llevarlo a cabo.

-Conflicto de intereses.  En estos casos la persona es capaz de decidirse por un hobby, pero, bien de manera real o imaginaria, tienen tantos problemas: de tiempo, de energía, económicos, familiares, etc…que se bloquean y son incapaces de llevarlo a la práctica.

-Falta de información.  En alguna ocasión la persona ignora que existen diversas formas interesantes de ocupar el ocio, incluidos los hobbies.

¿Cómo detectar al indeciso?

Generalmente el indeciso no practica ningún hobby, o lo hace en escasa medida o de manera no satisfactoria.  Por otro lado se puede quejar de cierto aburrimiento y de no saber cómo disfrutar en su tiempo libre.  En ocasiones puede ser más difícil, porque ni el mismo lo sabe y hay que deducirlo por su actitud pasiva y poco feliz durante los periodos de ocio.

¿Quién detecta al indeciso. Qué hacer?

Lo normal es que sea una persona que le conozca, familiar o amigo.  Si se conoce a alguien que no tiene hobbies y se piensa que el tenerlo podría mejorar su calidad de vida se debería intentar un proceso de concienciación.  Lo primero es hacerle ver que existen los hobbies y que son buenos para mejorar la calidad de vida e incluso la salud.  Lo segundo es explicarle que requiere un cierto esfuerzo encontrar el adecuado, aprenderlo y practicarlo, pero que merece la pena.  Lo último es, si le le conoce lo suficiente, intentar aconsejarle aquel hobby que pensemos que puede ser el más conveniente, según su personalidad y capacidades.

Las más difíciles son aquellas personas que, o no demuestran ningún interés especial por nada de tipo afición, o desean algo que les es imposible por sus propias circunstancias.  En estos casos hay que hacer un esfuerzo para encontrar algún punto donde basarse, por pequeño que sea, para animarlas a empezar.

Si el indeciso se detecta a si mismo, lo mejor es que acuda a algún amigo o conocido que le pueda aconsejar o que intente informarse a través de internet, de libros o de revistas, o en centros culturales o deportivos.

En resumen, las personas indecisas tienen a veces gran dificultad para comenzar con algun hobby, pero hay que convencerlas de que puede beneficiarles y, mejor aún,  ayudarles a decidirse por alguno.

https://allaboutcareerssite.com/2010/05/24/seven-sources-of-career-indecision/,

Photo by Justin Luebke on Unsplash

Share This