single-pmb_hobby.php

ACTUAR EN TEATRO

 El teatro es arte y emoción,te hace sentir vivo, te da la oportunidad de ser mil personas en una sola, y poder volver a la vida real cada vez que lo desees.  Actuar en teatro es una afición intensa y vocacional.

DESCRIPCION

La actuación teatral consiste en interpretar un papel, definido por un guion, en directo y delante de un público. Es el resultado final de un proceso que una persona lleva a cabo, después de adquirir un conocimiento profundo del personaje que se interpreta a partir de lecturas o investigaciones, entre otros.La persona que actúa se

denomina actor o actriz y trabaja con y a través de discursos, gestos, escenografía, música, sonido y espectáculo.

Aunque cada obra tiene su peculiaridad y temática, en el teatro hay una serie de elementos básicos y comunes que se dan en todas las obras, como son:

– Director          – Decorado o ambiente- Texto-Guion               – Público              – Escenografía                     – Atrezo

Por otro lado, drama, suspense, comedia, terror… diversos géneros donde el aficionado podrá poner a prueba sus habilidades interpretativas. Sólo hace falta descubrir lo que más nos gusta, y sumergirnos de lleno en el personaje.  Dentro del mundo teatral, pero con una personalidad muy diferente y más profesionalizada se puede considerar el circo.

Si estás buscando un hobby con el que te puedas encontrar a ti mismo y con el que además puedas probar a ser otra persona, esta es la afición adecuada. Apasionante, vibrante y divertida, un hobby con el que podremos viajar a cualquier lugar y periodo del tiempo, sin ni siquiera tener que movernos. Como dijo Federico García Lorca, “El teatro es poesía que sale del libro para hacerse humana”.

El teatro se puede complementar con asistencia a ver obras teatrales o con lecturas de obras de teatro.

  RECOMENDADO PARA:

Cualquiera puede convertirse en aficionado y amante del teatro y la interpretación. Aunque en un principio se crea que actuar es sólo para personas desinhibidas y extrovertidas , la realidad es que el teatro puede servir de herramienta para personas más tímidas e introvertidas, ya que cuando se interpreta un papel  es una forma de dejar de ser nosotros mismos, y esto puede ser muy útil para personas a las que les cueste más socializar.

Para los más pequeños el teatro es un buen medio para descargar toda la adrenalina típica de esas etapas, y los más tímidos podrán encontrar el medio de superar la vergüenza paulatinamente, un recurso  para combatir posibles problemas de personalidad que pudieran darse en las edades más tempranas. Actuar en teatro es asequible para personas  con discapacidad visual.

Es  conocido que personas que se jubilan se animen a participar en este tipo de actividades, ya que mantienen sus cerebros activos y encuentran en el teatro aspectos muy entretenidos y beneficiosos para sus vidas.


 

NECESIDADES PARA LA PRÁCTICA

Aunque no lo parezca, estamos ante una afición que requiere de mucho trabajo y esfuerzo, ya que implica actuar en público y en directo, poniendo con ello a prueba nuestra agilidad mental, compromiso y valentía.

La concentración es un elemento importante en una afición donde no todo sale a la primera, por lo que necesitaremos de perseverancia para lograr fusionarnos con el personaje al que debemos interpretar.

Como necesidades podría considerarse imprescindibles tener buena memoria; no obstante, en los últimos años se ha descubierto que practicar teatro puede ser una buena fórmula para mejorar aptitudes cognitivas en personas con dificultades o pérdida de memoria.

Si algo resalta en la interpretación teatral, es que aquel que interpreta, debe ser camaleónico y estar dispuesto a cambiar de registro siempre que se precise.

Para actuar lo primero que debemos buscar es un lugar indicado para ello. Normalmente en las comunidades autónomas o diferentes municipios, suelen existir compañías, escuelas o talleres de teatro donde podemos recibir clases, o participar en obras. Es dentro de estos grupos donde mejor se puede aprender.  Es una afición de muy bajo coste, ya que normalmente estas compañías o talleres suelen estar subvencionadas o ser muy económicas.

No obstante, si deseamos convertir nuestro hobby en nuestra forma de vida, existen academias de artes escénicas donde podremos estudiar y meternos de lleno en el mundo de la interpretación, aprendiendo y mejorando de forma profesional todas las técnicas interpretativas.

A través de la plataforma web, cada semana se conectan personas de la misma región que comparten su interés y pasión por el teatro. Podemos buscar y contactar con estos grupos para iniciarnos en la interpretación. Es importante tener en cuenta, que algunos pueden anunciar alto nivel de profesionalismo, pero esto no significa que sean necesariamente actores de alta calidad, sino más bien una mentalidad y forma de trabajar.  Existe la posibilidad de participar en concursos de teatro aficionado.

Podemos acudir a internet para ver algunas de las obras más importantes de la historia y de los últimos tiempos. No obstante, nada como vivir in situ una actuación teatral, en la que podamos comprobar en primera persona qué significa el teatro y por qué atrae a millones de personas.

En cuanto a nuestras aptitudes, sabemos que actuar o hablar en público no es una tarea fácil. Por ello,  es importante tener en cuenta algunos consejos antes de actuar, que pueden servirnos de ayuda a la hora de enfrentarnos a un papel y a un público:

  • Aunque es totalmente normal, es esencial aprender a gestionar los nervios. Una técnica muy usada se basa en controlar nuestra respiración, para evitar sufrir ansiedad o episodios de miedos escénico.
  • Una buena vocalización es básica para interpretar, para ello también existen cursos donde podremos aprender a cómo abrir y mover nuestra boca, mejorando nuestra dicción y vocalizando correctamente.
  • A la hora de actuar es importante tener en cuenta la diferencia entre el cine y el teatro. En el cine cada gesto es importante ya que existen ángulos y primeros planos, por lo que la cámara focaliza, y cada matiz, gesto facial o inflexión vocal se magnifican, resaltando ante todo los detalles. En el teatro, toma protagonismo la gesticulación, la proyección de nuestro personaje, y sobre todo los manierismos corporales.
  • Controlar el volumen de nuestra voz es algo vital. Debemos diferenciar entre lo que es “proyectar” y lo que es “gritar”. Aprenderemos que cuando proyectamos nuestra voz, podemos hablar muy alto, pero sin sonar estridente e incómodo para el oyente.
  • Calentar las cuerdas vocales es parte de las rutinas previas a cada puesta en escena, ya que nos ayuda a destensar las cuerdas y a pronunciar con más facilidad.

En líneas generales, el resultado de nuestra interpretación dependerá de nuestro talento, habilidades, ambición personal, y a veces un poco de suerte. Nada por perder y mucho por ganar en un hobby como la interpretación teatral.

Si te interesa participar en el teatro pero no de actor, también a nivel aficionado se pueden realizar otros roles esenciales como son el de director, guionista, decorador, escenógrafo o incluso gestor.

BENEFICIOS Y RIESGOS

Difícilmente encontraremos riesgos a la hora de interpretar un papel. Si precisamente algo caracteriza el teatro es por servir de herramienta para combatir el estrés, la ansiedad y desconectarnos de nuestro día a día, mejorando nuestra calidad de vida.

Si nos animamos a participar en el mundo de la interpretación, estos son algunos de los aspectos positivos que encontraremos en ella:

  • Autoconfianza: tomar riesgos en clase y la realización de audiencias ayuda a los aficionados del teatro a confiar en sus ideas y habilidades. Esta confianza se aplicará en casi todos los aspectos de su futuro.
  • Imaginación: el teatro ofrece una salida para tomar decisiones creativas, pensando en nuevas ideas e interpretando el guion en formas expresivas.
  • Empatía y tolerancia: interpretar papeles de diferentes situaciones, períodos de tiempo y culturas promueve la empatía y tolerancia hacia los demás.
  • Colaboración cooperación: el teatro combina las ideas creativas y habilidades de sus participantes y los hace trabajar en grupo, para sacar las escenas y obra adelante.
  • Concentración: con el teatro practicamos, desarrollamos y llevamos a cabo un enfoque sostenido de la mente, el cuerpo y la voz que ayuda a otras áreas de la vida.
  • Mejoran las habilidades de comunicación: el teatro aumenta la expresión verbal y no verbal de las ideas. Mejora la proyección de la voz, la articulación, la fluidez del lenguaje y el habla persuasiva.
  • Resolución de problemas: los aficionados aprenden a comunicar el quién, el qué, dónde, cuándo y por qué a los espectadores. La improvisación fomenta soluciones con visión rápida, lo que conduce a una mayor capacidad de adaptación en la vida diaria.
  • Mejora nuestro humor: el teatro conlleva juego, humor y risa.  Esto mejora la motivación y reduce el estrés.
  • Confianza: La interacción y la toma de decisiones en el teatro desarrolla la confianza en uno mismo y en los demás.
  • Memoria: ensayando y memorizando palabras, los movimientos que acompañan a la escena y las señales, se fortalece nuestra memoria.
  • Conciencia social: leyendas, mitos, poemas, cuentos y obras de teatro que abordan problemas sociales y conflictos de culturas pasadas, presentes en todo el mundo.

Practicar teatro es tan beneficioso  que en los últimos años ha surgido una alternativa llamada teatroterapia, que toma un enfoque especial y dirigido a personas que puedan utilizar el teatro como una herramienta para mejorar su calidad de vida en diversos e importantes aspectos.

Con la colaboración de Eduína Pérez, aficionada y actriz de teatro

Photo by Vadim Fomenok on Unsplash 

Audiovisual

Online Podcasts
  • Teatro, el podcast
  • La sala de RNE
  • En escena
Películas
  • Eva al desnudo

Virtual

APP útiles:
  • Terminología teatral (Kirill Sidorov)
  • Escena 360º

Tiendas