single-pmb_hobby.php

TAICHI

taichi hobby

En China es frecuente ver grupos de personas practicando Taichi en los parques.  En Europa se ha ido introduciendo esta actividad- donde se combinan ejercicio suave , armonía y relajación- muy apreciada especialmente por personas de edad mediana y mayores.

DESCRIPCION

El Taichí es un arte marcial de relajación , de origen chino, que consiste en realizar diferentes movimientos y posturas lentamente con los brazos y piernas, asegurando siempre que el cuerpo esté en continuo movimiento. La respiración es clave en esta disciplina, donde se intenta que todos los movimientos sean fluidos y armoniosos, logrando que nuestro cuerpo se mueva de forma suave, natural y relajada.

Un gran número de ejercicios y movimientos forman parte de esta disciplina, según como los ejecutemos y la forma que demos a nuestro cuerpo, dará lugar a alguno de los más conocidos, como son el Retroceso del mono, Cepillar la rodilla, Acariciar la crin del caballo salvaje, Mover las manos como nubes, etc.

A pesar de tratarse de originalmente de un arte marcial, en la actualidad no se usa como disciplina combatiente, sino que el objetivo principal se basa en aprender a controlar nuestra propia energía, transformando nuestra fuerza en movimiento. Para ello existen diferentes modalidades, entre ellas destacan el estilo Yang, recomendado sobre todo para principiantes y personas de mayor edad, y el estilo Chen, más explosiva y recomendada para personas que busquen dar un paso más en el Taichí. Cada una de las modalidades puede aportar algo diferente al practicante, ya que ambas constan de diferentes ejercicios básicos, con movimientos individuales, posturas y respiraciones particulares. No obstante, para cada modalidad habrá que tener en cuenta principalmente la condición física con la que se parte.

El Taichí que comúnmente se practica no usa armas o se desarrolla como actividad combatiente; no obstante, existe esta vertiente, que suele ser practicada por aficionados avanzados, que hacen uso de diferentes armas como pueden ser la espada china, el sable chino, lanzas, etc.

El Taichí tradicional se presenta ante todo como una actividad en la que armonía y sutileza se entremezclan para ofrecer al practicante un método de relajación que utiliza como herramienta nuestro propio cuerpo.

RECOMENDADO PARA:

Se trata de una disciplina que pueden practicar personas de todas las edades y no precisa una condicion física específica.   No obstante, siempre se recomienda la consulta y supervisión de un experto previa a nuestra iniciación.

Por otro lado, cuando hablamos de Taichí lo relacionamos directamente con la palabra control y relajación de nuestro cuerpo y mente, por lo que está especialmente indicado para personas que puedan sufrir ansiedad, estrés, depresión, etc.

Se aconseja practicar sobre todo a personas mayores, ya que es una actividad que, gracias a sus ejercicios y movimientos suaves, puede ayudar a mejorar el equilibrio y a recuperar la precisión de los movimientos, sobre todo la modalidad Chen tal y como se ha mencionado.   Es practicable por discapacitados de distinto tipo.

Normalmente es una actividad que se practica en grupo, por lo que también está indicado para personas que deseen sociabilizar o que puedan utilizarlo como medio para ampliar su círculo y poder poner en común su pasión por este hobby.

NECESIDADES PARA LA PRACTICA

Para practicar Taichi conviene tener en cuenta ciertas recomendaciones que no podemos obviar si queremos disfrutar y aprovechar al 100% todo lo que nos puede aportar esta disciplina. En primer lugar, es necesario utilizar una indumentaria cómoda que no obstaculice nuestros movimientos. Por otro lado, el momento del día que elijamos también puede influir en el desarrollo del mismo, por ello se recomienda elegir horas tempranas de la mañana o momentos como el atardecer, siempre intentando no coincidir nunca con momentos de digestión.

Para iniciarnos al Taichí, podemos primero utilizar internet como herramienta de aprendizaje contemplativo, o podemos incluso animarnos a asistir como espectador a una clase de Taichí en vivo. Es importante tener en cuenta que,si se tienen problemas musculoesqueléticos o alguna condición médica limitante, es necesario consultar previamente con su médico antes de comenzar, ya que por otro lado es básico conocer si, en el caso de estar tomando medicamentos, estos pueden influirnos negativamente.

Para comenzar su práctica, deberemos encontrar un centro en el que impartan clases, y será de especial importancia que nos informemos de la formación con la cuenta del monitor que nos guiará en el aprendizaje. Deberemos tener en cuenta que cuanto más multitudinarios sean los grupos, menor grado de personalización obtendremos, por lo que ideal sería unirnos a un grupo de 5 a 10 personas como máximo. Se lleva a cabo en gimnasios , centros municipales o de otro tipo.  En ocasiones los grupos se crean en parques o jardines.

Aunque no se considera estrictamente necesario, se recomienda entender los orígenes de esta práctica, para comprender mejor todo el junto de actividades que se desarrollan en su ejecución. Para ello podemos acudir a la extensa bibliografía que existe sobre ella y que nos sumirá de lleno en esta disciplina milenaria.  El taichi tiene algunos puntos en común con el yoga y con el chikung.

BENEFICIOS Y RIESGOS

Universidades prestigiosas como la de Stanford, Rochester o Harvard, han presentado interesantes conclusiones de sus estudios acerca de los posibles beneficios del Taichi. Según estos, el Taichí podría funcionar como un  complemento a los tratamientos médico convencionales para la prevención y rehabilitación de muchas condiciones comúnmente asociadas al envejecimiento.

Gracias a las características de sus ejercicios, el Taichí podría ayudarnos a mejorar capacidades como son la fuerza muscular, la flexibilidad, el equilibrio, y, en menor medida, de acondicionamiento aeróbico.

Según conocidas webs como salud180.com, entre sus beneficios podrían estar el mejorar las siguientes capacidades:  Memoria, equilibrio físico, vitalidad, disciplina y actitud.

En el apartado de riesgos, se debe tener en cuenta sobre todo las precauciones a tomar en el calentamiento previo a la ejecución de sus movimientos, así como es básico presentar un estado físico aceptable por parte del practicante, ya que zonas como las extremidades, sobre todo las rodillas, suelen verse algo resentidas en las primeras sesiones.

Con la  colaboración de Manuel Sánchez, monitor voluntario de Taichí

Libros y Revistas

Libros &tag=hobbyaficio0d-21

Audiovisual

Todavía no hay contenido para esta sección. Disculpen las molestias

Virtual

APP:
  • Yang Tai Chi principiantes (YMAA),  ,
  • Aprender Tai Chi (App_Lab)

Organismos