single.php

La vida, el trabajo, los niños, las clases, las tareas de casa y la rutina diaria pueden llegar a resultar agobiantes. La suma de estas y otras actividades en el día a día nos pueden resultar muy estresantes. Encontrar la forma ideal para relajarnos y que nuestra mente tome un descanso de las preocupaciones cotidianas es una obligación que todos y cada uno de nosotros deberíamos tener presente. Para ello, nada mejor que emplear el tiempo libre en una afición que nos guste y nos llene ¿Ya sabes cuál es la tuya?

 

No sabemos si ya has tenido la oportunidad de realizar el cuestionario que te indica cuales son las aficiones que más se ajustan a ti, pero lo que, si sabemos es que estás en el sitio adecuado para encontrar esa afición. Por este motivo, vamos a profundizar en el concepto de estrés, en sus ventajas e inconvenientes, su relación con los hobbies y la influencia en el bienestar personal, para ello vamos a partir de algunos interrogantes tales como:

 

¿El estrés es siempre perjudicial?

La respuesta a esta pregunta es ambivalente, es decir, puede variar. Para entenderlo mejor nos vamos a posicionar en un continuo, aclarando que no siempre tiene por qué ser malo. La expresión “tener estrés o estar estresado” hace referencia a una situación en la que nuestro organismo se pone en alerta para reaccionar, está preparado para lo que pueda pasar. Nuestro cuerpo y nuestra mente reaccionan a todo lo que nos sucede en nuestra vida, y cuando ocurre algo negativo o alarmante la respuesta habitual suele ser el estrés. En determinadas ocasiones, un poco de estrés puede ser positivo, pues nos ayuda a estar en alerta y mantener nuestra atención en lo que estamos haciendo, e incluso, nos puede servir como una motivación, un empujoncito, para conseguir nuestros retos personales. Sin embargo, hay otros momentos en los que sucede todo lo contrario: el estrés es excesivo, no sabemos manejarlo y la respuesta habitual al estrés es el bloqueo que nos paraliza y no nos deja avanzar. Es en este momento cuando aparecen sentimientos y emociones negativas, y llegados a este punto sería necesario preguntarnos ¿qué pasa cuando no damos salida a estos sentimientos y emociones que produce el estrés? ¿hasta cuándo podemos aguantar? ¿qué podemos hacer para canalizar este cúmulo de sensaciones estresantes?

Desde HobbyAfición queremos animarte a que comiences a practicar un hobby, pues creemos firmemente que es posible canalizar todo ese estrés si lo enfocas en algo apasionante que llene tu tiempo libre ¿Por dónde podemos empezar?

 

  1. Planifica tu rutina día a día. Muchas veces el estrés aparece porque no tenemos el tiempo suficiente para realizar las tareas de nuestro día a día. Si siempre vas con prisa a los sitios o te levantas con mucho sueño, puedes probar a salir de casa con antelación y a meterte a la cama un poco más temprano.
  2. Encuentra el hueco para planificar tu hobby, y proponte cumplir con los horarios previstos. Ante un problema siempre hay una gran solución, todo depende de la forma en la que lo miremos.
  3. Dedícate un tiempo cada día. ¿20 minutos? ¿30? Ese tiempo depende de ti, pero lo que queda claro y no es negociable es que, aunque seas la persona más ocupada del mundo, es fundamental que todos los días destines un tiempo para estar contigo mismo, ese tiempo no es negociable.
  4. Haz algo que te gusta, escucha música, lee, medita o relájate con un baño. Desde este espacio te animamos y apoyamos en la Búsqueda y Encuentro con tu hobby, con tu espacio, con tu tiempo por y para tu bienestar. El objetivo es que tengas un momento al día para ti, para relajar la mente y el cuerpo. Este tiempo puede ser el momento idóneo para dedicar a tu hobby.
  5. Elige el hobby que más se adapta a ti y comienza a practicarlo. Es posible que para manejar tu estrés necesites practicar un hobby de descarga de energía, como puede ser algún deporte o actividad física, o quizás necesites algo que te relaje como las actividades artísticas o relacionadas con la meditación.

Como verás en HobbyAfición, hemos dedicado diversos apartados para que conozcas todas las posibilidades dentro del mundo de los hobbies, para que puedas tomar la decisión que mejor se adapte a ti y a tus necesidades. Si ya estás convencido de empezar a practicar un hobby te animamos a entrar en Elegir un hobby.

Por último, solo queremos recordar la importancia de darse un capricho en un hobby, esto puede ser una forma de calmar la mente demasiado activa. Cuando hacemos un hobby encendemos la llama de la creatividad a nuevas posibilidades.

Así, podemos concluir que practicar un hobby es un pasatiempo productivo que nos ayuda a:

1) levantar el ánimo, tener una actitud más positiva ante la vida,

2) reducir la ansiedad,

3) mejora la salud y el rendimiento cognitivo,

4) tolerar la ira, liberar energía y ansiedad acumulada.

De este modo, nos atrevemos a afirmar que practicar un hobby pueden tener efecto terapéutico en nuestra salud. Algunos de los ejemplos más concretos que nos gustaría destacar hacen referencia a que realizar actividades relacionadas con la música (escuchar y/o componer) ayuda a liberar el estrés y calmar la mente, disminuye el dolor y promueve sentimientos de poder, además, estimula el cerebro y puede cambiar la actividad cerebral. En la misma línea, estar con la naturaleza también puede ser una experiencia agradable que nos ayuda a calmar nuestra mente. Es importante señalar que la práctica de hobby contribuye a la producción de la serotonina, un neurotransmisor que actúa como antidepresivo.

Terminamos con unas preguntas: ¿Te animas a calmar tu mente? ¿Te animas a ser consciente? ¿Te animas a practicar un hobby?

Share This