single.php

En este post se continua el comentario sobre ciertos riesgos psicológicos y sociales de los hobbies y se dan algunas referencias (ver también Parte 1)

Riesgos psicológicos

Algunos hobbies tienen el riesgo del uso excesivo e incluso de la dependencia o adicción.  Esto puede ocurrir en forma de ludopatía en los pocos juegos de azar que hemos incluido en hobbies, como jugar a las loterias o al bingo.  También puede aparecer ocasionalmente en otros hobbies donde se maneja dinero como en algunos juegos de cartas o en deportes de fantasía. y se ha señalado-dentro de las denominadas ciberadicciones– en el uso de redes sociales.

Pero, donde  puede ser más problemático, porque puede afectar a niños y jóvenes, es en los videojuegos.  En éstos últimos los elementos que pueden favorecer la adicción son la falta de control parental, la mala comunicación con los padres y la pérdida de la propia imagen.  También se ha señalado que tanto el excesivo tiempo con videojuegos como con Internet, puede favorecer estrés y tendencias depresivas en los adolescentes. Hay paises en los que se recomienda la limitación del uso del dispositivo electrónico en niños pequeños.

Los hobbies, también de forma paradójica, muy ocasionalmente pueden producir ansiedad e incluso depresión.  Esto está relativamente bien estudiado en personas-generalmente profesionales-que realizan excesivo ejercicio físico, que puede llegar a ser perjudicial a nivel emocional.  Pero cualquier hobby, tomado con excesiva intensidad y expectativas, especialmente en personas ansiosas, puede generar estrés, ansiedad o depresión.

Riesgos sociales

Los riesgos sociales están menos determinados que los físicos o psicológicos.  Uno de ellos, comentado en otra entrada, es el de provocar conflictos de conciliación, familiar y laboral.  Otro es el de aislamiento social, si el hobby se puede practicar sólo, como ocurre con la lectura,  el coleccionismo, el modelismo, los videojuegos y muchos más.  Aunque una de las virtudes de los hobbies, incluidos los que se realizan de forma personal, es que ayudan a socializar, a través de diversos mecanismos; ocasionalmente no ocurre así y la comodidad y autosuficiencia en la práctica del hobby hacen que la persona necesite menos del contacto y apoyo social.

Hay otros riesgos, como los económicos o medioambientales, que también habrá que tener en cuenta.

Conclusión

Los hobbies y las aficiones, además de beneficios presentan diversos riesgos, tanto a nivel de salud física como psicológica o por la repercusión social que hay que valorar, tanto antes de iniciarlos como al practicarlos.

Referencias

Bertran E.  Videojugadores del Leaghe of Legends: el papel de la pasión en el uso abusivo y en el rendimiento.  Adicciones 2016, 28,28

Hoare E. The associations between sedentary behaviour and mental health among adolescents.  Internat J Behav Nutr and Physical Activity 2016, 13, 108

Lichtenstein MB Comultsive exercise.  links, risks and challenges faced. Psychol Res and Behav Management 2017, 10, 85

Peterson DM. The benefits and risks of exercise. UpToDate 2018.

Suissa AJ  Cyberaddictions: toward a psychosocial perspective.  Addictive Behav 2014, 39, 1914

Turel O. Health outcomes of information system use lifestyles among adolescents: videogame addiction, sleep curtailment and cardiometabolic deficiencies.  Plos One 2016, 11 e0154764

Weil R https://www.emedicinehealth.com/running/article_em.htm#history_of_running

Yau HC, Gambling disorder and other behavioral addictions: recognition and treatment.  Harv Rev Psychiatr 2015, 23, 134

Photo by Gabriel Matula on Unsplash

Share This