single.php

En este post comentamos algunos datos sobre deportes de los denominados extremos y su posible consideración dentro de los hobbies.

Diversos deportes practicados a nivel profesional o semiprofesional tienen riesgos bastante elevados de lesiones graves e incluso algo mayor de mortalidad , como ocurre con la gimnasia deportiva, rugby, boxeo, baloncesto, ciclismo o escalada..  En Estados Unidos tienen alta incidencia de lesiones el hockey sobre hielo y el “cheerleading” (animadoras de eventos deportivos).

En un combinado de estadísticas se señalan como deportes con mayor mortalidad el ala delta, el boxeo, el piragüismo, el submarinismo (con botella), el ciclismo y  el paracaidismo (no incluimos las carreras de coches, de motos o el rugby americano).

En una revisión de datos estadisticos esta claro que el deporte con mayor mortalidad es el salto base (variedad de salto con paracaidas desde lugares no muy altos tales como montes o edificios). Luego siguen la natación, ciclismo, correr, paracaidismo, fútbol, ala delta y tenis, por delante de otros tales como equitación, submarinismo, pingpong o escalada.  Entre los deportes de nieve y hielo, a nivel profesional, según unas estadísticas de juegos olímpicos,  hay riesgos importantes (más de un 30% de lesiones)  en los estilos libres (saltos, piruetas) de snowboard y  de esquí.  En otra estadística de deportes olimpicos de verano tienen riesgo de mas de un 30% de lesiones la BMX, y el taekwondo y más de un 15% la bicicleta de montaña, boxeo, rugby, balonmano y waterpolo.

Al margen de los riesgos señalados en deportes aparentemente “normales” como el ciclismo, la natación, el fútbol o correr, cuyas causas son multiples y complejas, nos interesa hacer énfasis en actividades que están considerada a diversos niveles como específicamente de “alto riesgo”.

Hay una página web en inglés donde describen 41 deportes extremos en una escala que va de lo intenso a lo “absurdo”. Se incluyen actividades  inusuales cuya traducción es a menudo  inexistente.  Se comienza por el “zorbing”, el menos intenso, que consiste en tirarse por una colina dentro de una gran bola de goma y se acaba por el más peligroso,  “solo climbing” o escalada sin ninguna ayuda o protección, subiendo solo con ayuda de las manos y unos zapatos.  Entre ambos y por orden correlativo -de menos a más- señalan  el submarinismo;  el “powerbocking” (zancos de saltar) o saltos con muelles en los pies; el “blobbing”, o saltos sobre una bolsa gigante de aire situada en medio de un lago;  el skateboard en montaña;  el wakeboard junto con el esquí náutico; el “kiting” o esquí en nieve con ayuda de una cometa, parecida a la del kitesurf; el “parasailing”, que consiste en ser arrastrado por una barca yendo colgado de un paracaídas;  el “barefooting” o esquí nautico sobre los pies, sin esquís;  el “xpogo” o saltos sobre un bastón o stick  con muelle;  el parkour;  el skateboard;  el surf; el rafting en aguas bravas; el rappeling, o descenso con cuerda de acantilados;  el ala delta;  el parapente;   las acrobacias de “half.pipe/vert ramp”, que se realizan con skate, bicicleta, snowboard o esquís, con acrobacias  en unos circuitos con forma de “medio tubo”; la bicicleta BMX, estilo libre;  carrera con patines de hielo en pendiente hacia abajo;  boblsleigh;  luge (deporte de descenso en hielo parecido al anterior) “en carretera”;  skateboard en pendientes hacia abajo (“downhill”);  la bicicleta de montaña “downhill”;  el esquí alpino y el snowboard;  el kayak de cascadas;  la escalada sobre hielo;  el esquí y snowboard de estilo libre;  la bicicleta de montaña de estilo libre;  el “highlining” o andar por la cuerda floja sobre alturas; el salto al agua desde acantilados;  el esquí o snowboard extremo, en lugares peligrosos, a menudo accesibles en helicóptero;  la escalada libre, donde sólo se asegura con el arnés de escalada;  el luge/skeleton, sobre hielo;  el paracaidismo, en su forma de caida libre extrema;  el “canyon swinging” o salto desde un acantilado o puente sujeto por un arnés atado a una cuerda;  el “bungee jumping” o puenting, donde el salto se hace sujeto por los tobillos con una cuerda elástica;  el salto base;  el correr en encierros de toros y  el vuelo con “wingsuit” o traje con alas, que consiste en saltar desde grandes alturas vestido sólo con un traje especial.

Todo lo anterior -los altos riesgos-se refiere en general  a deportes o actividades a nivel profesional o semiprofesional.  A nivel de un  aficionado normal, muchos de los deportes considerados como de “alto riesgo” no lo son tanto, ni mucho menos.  Por esta razón hemos incluido algunos de ellos en nuestra lista, excluyendo los que nos han parecido mas infrecuentes (en nuestro medio, como el bobsleigh o el luge, por ejemplo) o de verdadero alto riesgo, como , entre otros, el salto base o el salto con traje con alas.

En conclusión, hay hobbies para personas amantes del riesgo, de la adrenalina, pero para practicarlos hay que estar  preparado y asesorado y conocer, que , a pesar de todo, tienen un peligro superior al de la mayoría de las actividades de afición.

Referencias

http://www.bandolier.org.uk/booth/Risk/sports.html

http://www.besthealthdegrees.com/health-risks/

https://www.youthsportssafetyalliance.org/sites/default/files/docs/Statistics-2013.pdf

https://www.theguardian.com/sport/datablog/2018/feb/21/just-how-dangerous-are-winter-olympic-sports

http://activecities.com/blog/extreme-sports-listed-from-intense-to-insane/,

Share This