single.php

En las distintas partes de este post se analizan con bastante detalle los mecanismos de elección de un hobby o afición.

 

Cuando nos planteamos elegir un hobby es conveniente tener en cuenta al menos  4 puntos:

1-Tengo una idea de lo que es un hobby o afición y para que sirve.

2-Pienso que me puede ser útil en algún sentido.

3-Creo que conozco mis gustos e intereses.

4-Creo que conozco mis capacidades y mi disponibilidad de tiempo y gasto económico.

 

La elección de un hobby que puede sernos beneficioso durante muchos años, a nosotros, a nuestros hijos o a nuestro entorno, merece que se le dedique un cierto cuidado y atención y, si fuera posible, seguir un método que nos ayude a acertar al primer intento.

Elecciones importantes y base en la elección de un hobby o afición :

¿Cómo elegimos algo?

En la vida, los momentos de elecciones importantes pueden ser difíciles si no se tiene claro el camino a seguir: elegir trabajo o elegir pareja, si se tiene o se adopta un hijo, si se compra una casa y cual, si se va a vivir a otro país, etc… son algunas de estas decisiones.

Elegir un hobby no parece tan trascendental,  pero para algunos puede al menos ser muy importante.  Como los otros tipos de elecciones, a veces las circunstancias lo resuelven sin dar lugar a ninguna decisión compleja.  Esto es muy evidente con las costumbres  o gustos adquiridos desde la infancia.  Hay personas que desde niños , bien por influencia familiar, social o condicionamiento personal, tienen muy claras sus aficiones, que a veces conducen a un desarrollo profesional y otras se quedan en aficiones, sin más.  Muchas personas tienen afición a asistir a un deporte (seguidores de un equipo) o practicarlo, desde pequeños, otros a oir música, leer  o a los videojuegos.   Hay aficiones básicas y generales de los niños como son jugar o ver programas infantiles en TV o tabletas o similares.  Pero éstas últimas , a diferencia de las citadas en primer lugar, no se suelen prolongar en la edad adulta, aunque si pueden, como toda vivencia infantil, constituir el sustrato de aficiones posteriores.

¿Porqué elegimos?

En la mayoría de las ocasiones el hobby aparece en etapas posteriores a la infancia y se elige por motivos variados.  Es raro que una persona busque a propósito un determinado hobby.  Las vías por las que un  joven o un adulto desarrollan una afición son diversas y no es fácil encontrar estudios específicos sobre ellas.  Lo que interesa, en este capítulo, es lo que ocurre principalmente con las personas que están aburridas o desmotivadas y saben o intuyen que necesitan “algo” que les haga superar esa situación.  Ese “algo” que puede ser un  credo, una relación o una mascota , pero,  la mayor parte de las veces es una nueva afición o un nuevo hobby.  Un aspecto a señalar son las situaciones en que el hobby debe ser , si no elegido, si sugerido por un familiar o educador ; en casos de niños o de personas con limitaciones mentales.

(continúa en Parte 2)

Share This