single.php

En este post comentamos las especiales características del aprendizaje de un hobby y damos algunas recomendaciones para facilitarlo.

 

El aprendizaje de un hobby es parecido a cualquier otro, con la particularidad de que es totalmente voluntario y dirigido a adquirir un conocimiento que va a producir satisfacción y alegría.  Esto quiere decir que, en principio, la motivación propia es fuerte y eso debe facilitar el aprendizaje.

Lógicamente hay muchísimos niveles de aprendizaje dependientes del tipo de hobby, del nivel de exigencia de la persona, de su capacidad y del tiempo disponible.  Como en otros aprendizajes se pueden considerar tres niveles principales: básico, medio y avanzado. También existe el aprendizaje continuado, es decir la puesta al día periódica y a largo plazo  después del aprendizaje inicial.

Como señalan los psicólogos, es importante ponerse metas asequibles pero no demasiado simples.  Es decir, aprender algo muy difícil puede ser frustrante pero aprender algo demasiado fácil puede ser aburrido.  Por eso hay que tener bastante en cuenta la facilidad de la persona y las ganas y el tiempo disponible para aprender, así como circunstancias tales como acceso al lugar del hobby, economía o salud.  También hay que saber que cualquier aprendizaje suele ser más fácil en niños que en etapas posteriores.  Asimismo, hay  que tener en cuenta que muchos aprendizajes no se acaban nunca y a veces eso es bueno porque ayudan a una motivación continua. En casos de gran motivación, el aprendizaje puede incluso hacerse a nivel de carrera profesional, que luego se puede utilizar o no en función de los intereses del individuo.

Hay varios aspectos prácticos a considerar:

Muchos aprendizajes se pueden hacer online o de forma combinada, presencial y online.  Muchos hobbies se pueden aprender en academias especificas o con profesores particulares.  Hay algunos que se aprenden en escuelas oficiales o universidades.  También es posible aprenderlos con amigos o conocidos y desde luego de forma autodidacta si uno tiene gran facilidad o el hobby es sencillo.

La elección del método de aprendizaje es importante  , como lo es acertar con la escuela o el profesor.  Lo mejor es tener referencias de alguien que tenga experiencias positivas de aprendizaje en algún lugar concreto.  También puede seguirse el consejo de páginas web, pero que sean de confianza.

Hay ciertos hobbies que aparentemente no necesitan aprendizaje concreto, como son los de  leer, oír música, ser aficionado a un deporte o ir a espectáculos.  Es cierto que estas aficiones no se enseñan específicamente, pero en el caso de que interese profundizar  en ellas, algo importante para que sean mas satisfactorias y beneficiosas, hay que aprender a usar la información que las enriquece.  Si es lectura, por ejemplo, hay que determinar los propios gustos e intereses y ,en función de esto, buscar las obras que puedan ser más adecuadas.  Hay diversos métodos:  consultar a amigos, libreros , revistas o recursos online, entre otros. El adecuado manejo de estos recursos, para acertar, no perder tiempo, dinero o entusiasmo, requiere una metodología adecuada, aunque no es fácil acceder a fuentes o sistemas que la proporcionen.  Precisamente por esto sería interesante disponer de un método de enseñanza/aprendizaje genérico de análisis de nuestros gustos seguido de cómo buscar de forma eficiente la información y cómo encontrar los recursos, incluidas las redes sociales, presenciales u online,  a los que permite acceder el hobby. Es algo que de forma muy aproximada hacen potentes plataformas web como Amazon o Spotify.  Tambien hay bastantes tests muy simples, para determinar preferencias, incluidos los deportes, pero casi todos en inglés (ver Referencias en Parte 2).

Share This